C/Sardenya, 229 4ª pl. - Barcelona
+34 654 118 113
info@owius.com

¿Qué se hizo del Windows Phone y Windows 10 Mobile?

Desarrollo web en Barcelona

windows 10 mobile

¿Qué se hizo del Windows Phone y Windows 10 Mobile?

Si eres uno de los «afortunados» que adquirió un dispositivo móvil Windows Phone en su día (por allá el 2010). O posteriormente te arriesgaste a comprar un móvil con Windows 10 Mobile (entorno el 2015), rápidamente te diste cuenta que no había sido una de las mejores elecciones que habías hecho en su vida.

Estos dos sistemas operativos, primer el Windows Phone y luego el Windows 10 Mobile, querían competir directamente con Android y iOS. Su idea no era mala, era un sistema operativo diferente, la forma de ver las apps desarrolladas e instaladas era a través de cajas o mosaicos. Esta interfaz se llamaba Modern UI, permitía cambiar a un modo más original ver el contenido de tu dispositivo móvil.

El Modern UI, interfaz diferente que usaba Windows Phone

Aprender del pasado

Pero esa tarea, competir contra esos dos monstruos que acaparan el mercado, no está al alcance de cualquiera. Ni tan siquiera de un gigante como Microsoft. Sino, que se lo pregunten a los responsables de la insignificante hoy en día Nokia. Antaño dominaba de forma indiscutible todo el mercado de los teléfonos móviles. Pero la irrupción primero de Steve Jobs con su iPhone y luego la aparición de Google con su Android, relegaron a Nokia a un papel, hoy en día, absolutamente residual.

Pero volviendo a Windows y sus sistemas operativos orientados a móviles. Desde nuestra perspectiva de empresa de desarrollo aplicaciones, casi nunca, ni en sus mejores años del sistema operativo móvil de Microsoft, hemos recibido solicitud de presupuesto para incluir el desarrollo en esta plataforma. Nunca superó una cuota de mercado relevante. Con lo que las empresas de desarrollo de apps como la nuestra, ya no recomendábamos que se incluyera el sistema operativo como uno de los objetivos de desarrollo app.

Así pues, no contaba ni con la petición de clientes, ni recomendación de desarrolladores. Y Microsoft sabía de ello. E intentó ciertas acciones para mitigar ese problema.

Intentos para reflotar el sistema operativo

Una de las acciones curiosas era que destinó un equipo de desarrollo para encontrar la forma de que las apps de Android o las apps de iOS fueran fácilmente compatibles con su sistema operativo. Por ello elaboraron un «porting» de apps. Este permitía a las empresas de desarrollo de apps, migrar el código fuente de una app en Android o una app en iOS. Y poder crear un ejecutable para sus dispositivos de Windows. Dos veces intentaron crear ese proceso y dos veces fracasaron.

La idea era permitir instalar apps de forma fácil en sus sistemas, nutriendo la pobre tienda de apps como fuera, porque un usuario de Android tiene millones de apps para poder instalar. Pero en cambio, el pobre usuario de Windows, no tenía ni punto de comparación, y era muy reducido el número de aplicaciones.

Una muerte anunciada

Eso era un pez que se mordía la cola. No compran el dispositivo los usuarios porque no hay apps y no se desarrollan apps porque no hay usuarios que tengan su dispositivo para poder usarlas.

Tanto es así, que definitivamente y en 2017, Microsoft decide poner fin a su aventura Mobile. Y se empezó a centrar en proporcionar aplicaciones y servicios compatibles con Android y iOS.

Windows 10, ya solo es un fantasma más que se limita a versiones y parches de mantenimiento.

 

No hay comentarios

Añade tu comentario